-
-
-
-

30 diciembre 2009

Argentina:Turismo de acción en la Cordillera

Sube el camino, sinuoso, a espaldas del lago Menéndez. El sol pega con fuerza allí arriba y hay que afirmarse en las rocas para ayudar el ascenso. A un lado de la huella, orillando la cuesta, un arroyo se desmorona entre pequeñas cascadas de espuma. De tanto en tanto hay que parar para descansar, para tomar aire antes de seguir, hasta que alguien, el guía tal vez, dice que al fin se ha llegado. Y entonces, con el último aliento, los senderistas se rinden ante la maravilla de ese glaciar despeñándose entre las altas cimas.

El trekking hasta la base del glaciar Torrecillas, en el corazón mismo del Parque Nacional Los Alerces, es una de las travesías más fascinantes que pueden realizarse desde Esquel, la ciudad que se ha convertido en los últimos años en el eje irreemplazable de una enorme gama de actividades ligadas a la aventura. Caminatas por sitios casi vírgenes como los que llevan al Torrecillas, el reto que propone el rafting en las aguas del Corcovado, largas navegaciones en kayak por lagos andinos o el vértigo del canopy entre bosques de montaña son opciones cada vez más buscadas por esos viajeros que hacen del turismo un constante desafío pa-ra sus espíritus inquietos.

Situada en el noroeste de la provincia de Chubut, a la sombra de la Cordillera de los Andes, Esquel es una ciudad típicamente patagónica que posee en sus calles una incesante variedad de ofertas para la aventura. Aquí, en una esquina, un cartel que anuncia el rafting. Más allá, en la vereda opuesta, otro que seduce con el trekking del Torrecillas. Y en un sitio cercano a la estación de tren, sobre un ventanal, imágenes que muestran kayaks y lagos.

Un río entre cañadones

A la hora de meterse de lleno en el cosmos de las emociones fuertes, una buena alternativa es iniciarse con el rafting en el río Corcovado. Para ello, es necesario partir desde Esquel en un vehículo que recorre casi noventa kilómetros por asfalto y ripio antes de llegar a la pequeña villa de Corcovado, una localidad cordillerana de apenas dos mil habitantes enclavada entre montañas. Allí, a las orillas del río que lleva el mismo nombre del pueblo, comienza el vértigo. Media hora de explicaciones, de charlas técnicas y recomendaciones, sirven de preámbulo para la salida en las embarcaciones. Armados de trajes de neoprene, de chaquetas secas y chalecos salvavidas, hay que saltar al agua sobre un gomón de piso inflable y estar atentos a la voz del guía que grita cuándo remar y cuándo levantar palas. El agua salpica, la nave salta, rebota en la superficie y luego parece hundirse en el arrebato de un rápido. Hay que surfear los remolinos, sortear escollos, ladear piedras inmensas y buscar los remansos para descansar de tanto en tanto en un río encajonado entre cañadones que posee un grado de dificultad de tres en la escala internacional del rafting, una complicación que resulta ideal para los iniciados.

En el final, tras una hora y media de adrenalina, un almuerzo en un parador cercano sirve de excusa para las anécdotas. Y, entonces, alguien recuerda aquel rápido que parecía indomable, aquella roca sorteada con destreza por el timonel del guía o aquellos biguás rondando la ribera.

Por los lagos

El kayak es otra de las actividades imperdibles para los viajeros inquietos que llegan hasta Esquel. En este caso, hay que tomar rumbo desde la ciudad hasta el Parque Nacional Los Alerces, a algo más de 50 kilómetros, y exactamente hasta la hostería Quime Quipán, ubicada a orillas del enorme lago Futalaufquen, el mayor de toda la zona protegida. Allí aguardan los guías, las embarcaciones y varias bolsas con el equipo profesional necesario para aventurarse en los kayaks por las aguas frías no sólo del Futalaufquen, sino también del Kruger, el Rivadavia y el pequeño lago Verde.

Intensa y maravillosa, la aventura sobre los kayaks obliga a remar en forma sostenida decenas de kilómetros, a veces durante un par de horas, a veces por medio día e, incluso, durante un par de jornadas, dependiendo de la travesía que uno quiera realizar. Punta Mattos, Puerto Limonao, el río Arrayanes, las montañas reflejadas como cristales en la superficie, algún puente colgante que une dos márgenes, el silencio inconcebible apenas profanado por el ruido de los remos sobre el agua y el tiempo justo para una merienda sobre una playa apenas esbozada en la costa, son todas postales de una navegación decididamente inolvidable.

Sueños de hielo

A los pies del glaciar Torrecillas es imposible no sentir ese estupor que genera aquello que abruma, que hechiza. Tras el vértigo del rafting y la memorable fatiga del kayak, el trekking al glaciar permite descubrir un rincón de naturaleza casi inexplorado. Una parábola de la intimidad. Ubicado en un sitio bastante remoto del Parque, el Torrecillas es un glaciar colgante en retroceso, de muy difícil acceso. Para llegar hasta él se necesita en primer lugar embarcarse en una lancha en Puerto Chucao, y navegar por 45 minutos el lago Menéndez, hasta una pequeña playa llamada Puerto Nuevo. Desde allí, en un entorno costero de bosque patagónico, se inicia una caminata por una huella que comienza a ascender, primero suavemente, entre maitenes y cipreses, y luego más abruptamente, en una zona de rocas y vientos.

En grupos siempre pequeños (ya que las normas impiden contingentes grandes por razones de impacto ambiental) se sube dejando atrás el lago Menéndez, que durante casi todo el recorrido hace de telón de fondo para los senderistas. Ladeando un arroyo de montaña a lo largo de gran parte del ascenso, el trekking exige trepar levemente asido a las rocas en ciertos pasajes, lo que lo transforma en una aventura de cierta dificultad.

Lento, sin prisas, el largo ascenso demanda algo más de 90 minutos, hasta que la cuesta empieza al fin a enderezarse para transformarse en un inmenso pozo, cavado por siglos entre enormes muros de roca cordillerana, en el que una silenciosa laguna verde se extiende hasta las fronteras mismas del glaciar Torrecillas. Formada por aguas de deshielo, la laguna Del Antiguo (tal su nombre) y el glaciar parecen abarcar en esa hondonada todos los sueños posibles. Es un cuadro casi onírico, el perfecto final de la travesía, una más, allí, casi en los confines de la Cordillera.

Como en el kayak que surca los lagos, como en el rafting que desafía las aguas del río Corcovado, el viajero empieza entonces a atesorar esos imborrables recuerdos. Memorias de la aventura, más allá de la siempre bella y pintoresca ciudad de Esquel.

Revel in New York, una visión de la ciudad a través de su gente

No hay dudas de que, para conocer una ciudad a fondo, habrá que moverse como un residente y, para ello, qué mejor que los consejos de estas personas. Es así que el sitio Revel in New York es una guía cultural hecha con las opiniones de las personas que allí viven.

Para ello, sus creativos han elaborado una serie de vídeos en los que diferentes neoyorquinos, nacidos o por adopción, realizan sus propias recomendaciones.

Se trata de personajes que van desde artistas, cocineros, publicistas y deportistas hasta fotógrafos, religiosos y fetichistas, conocidos y desconocidos.

El Año Nuevo en distintas culturas y partes del mundo

Aunque la mayoría del mundo occidental está a punto de despedir el 2009 para recibir al 2010, es importante saber que no en todas las latitudes esto es así. Hay sitios que tienen otras costumbres culturales y hasta se rigen por distintos calendarios, por lo cual el Año Nuevo se celebra en otros momentos.

Si no te alcanza con los festejos de esta semana, chequea la lista para volver a celebrar Año Nuevo en otras fechas, y bajo costumbres diferentes.

- Algunos miembros de la Iglesia ortodoxa, como mantienen el calendario juliano celebran el Año Nuevo el 14 de enero.

- Tết, celebración del Año Nuevo Vietnamita, celebrado junto al Año Nuevo Chino, entre el 21 de enero o el 21 de febrero.

- El Año nuevo musulmán se celebra el 1 de muharram, aproximadamente fines de enero y principios de febrero.

- Losar, celebración del Año Nuevo tibetano, celebrado entre enero y marzo.

- Nouruz, celebración del Año Nuevo Iraní, celebrado para el equinoccio primaveral, cerca del 21 de marzo.

- Naw-Rúz, Año Nuevo de la Fe bahá’í – profesada mayormente en la India –, celebrado en el equinoccio primaveral.

- Ugadi, celebración del Año Nuevo de Telugu, estado indio de Andhra Pradesh, en la región este de la India, entre marzo y abril.

- En Tailandia, Camboya, Birmania y Bengala, se celebra entre el 13 y 15 de abril.

- We Tripantu, celebración del Año Nuevo Mapuche – tribu indígena sudamericana – , el 24 de junio.

- Cápac Raymi, celebración del Año Nuevo Inca, el 22 de diciembre.

- El Año Nuevo Aymara – otra tribu de el occidente de Bolivia, el sur del Perú y el norte de Chile – , es celebrado cada 21 de junio como la época del solsticio con la llegada del invierno.

- Rosh Hashanah, celebración del Año Nuevo Judío, celebrado generalmente en septiembre.

- Enkutatash, celebración del Año Nuevo Etíope, el 11 de septiembre.

- 1 de Vendimiario, celebración de Año Nuevo de acuerdo al calendario republicano francés, equivalente al 22 de septiembre.

- Samhain, celebración de Año Nuevo del Neopaganismo Celta, cerca del 1 de noviembre.

- El Año Nuevo Hindú es celebrado dos días antes del festival de Diwali, a mediados de noviembre.

- Entre los aborígenes guanches de Tenerife (Canarias, España), se celebraba con la recogida de las cosechas (aproximadamente el 15 de agosto), era llamado Beñesmer.

20 noviembre 2009

¿Cuánto se gasta en Uruguay?

Es de agradecer cuando encontramos información de primera mano que puede ayudarnos a organizar un viaje. En este caso, sabremos cuánto se gasta en Uruguay en las cosas más comunes de la vida diaria para armar un presupuesto realista.

Algunos de los datos que hemos encontrado serán de suma utilidad si estás pensando en pasarte por Uruguay y sus magníficas playas en estos meses del verano austral, o visitar algunos de los muchos lugares con que cuenta el país.

Viaje a Filadelfia, guía de turismo

Hoy nos vamos de viaje a Filadelfia, recorreremos muchos barrios diferentes, la Ciudad Vieja, llena de centros comerciales y museos, o el sabor italiano de la moda del sur de la ciudad. Historia y animación, en una de las ciudades más universitarias del mundo. No penséis cuál es la mejor época para visitar Filadelfia, ya que se puede hacer en todo el año.

En primavera la ciudad se adorna con espectaculares flores de cerezo, y en verano hay una gran cantidad de festivales en el centro histórico. En otoño disfrutaréis con los conciertos y los teatros. Y en invierno, a pesar de ser muy frío, la ciudad se llena de nieve para darle un atractivo singular. Y es que Filadelfia es la ciudad más histórica de Estados Unidos.

La han llamado la Atenas de las Américas o la Ciudad del Amor Fraterno. Filadelfia es la quinta ciudad más grande del país, con su Parque Nacional Histórico, donde se concebió la nación. ASquí se escribió la Constitución de Estados Unidos en 1787, y fue la primera capital del país entre 1791 y 1800. ¿Quién se atreve a dejar pasar esta oportunidad de visitar una ciudad como Filadelfia?.

VISITAS EN FILADELFIA

- El Parque Nacional Histórico de la Independencia

El 8 de julio de 1776, la Campana de la Libertad resonó desde la torre del Salón de la Independencia, convocando a los ciudadanos a escuchar la primera lectura pública de la Declaración de la Independencia. Hoy en día se puede visitar este salón, considerado el lugar de nacimiento de la nación americana. Este Parque se encuentra en el centro histórico de la ciudad.

La Campana de la Libertad se encuentra en exposición permanente en un pabellón de Market Street, entre las calles cinco y seis. El Salón de la Independencia, en Chestnut Street, fue construido originalmente como la Casa del Estado de Pennsylvania en 1732, aunque se hizo famoso tras la Declaración de la Independencia.

El resto del parque está lleno de edificios históricos y museos. Cerca de veinte edificios están abiertos al público durante todo el día, con horarios que varían según la temporada. Para entrar en el Salón de la Independencia hay que reservar entrada con antelación. Se pueden adquirir en el Centro de Visitantes. Abre de 09.00 a 17.00 horas diariamente.

- Instituto Científico Franklin

Se trata del museo más visitado en Filadelfia. Se halla en el Benjamin Franklin Parkway, inaugurado en 1934. El museo está dividido en cuatro secciones. A la entrada hay una enorme estatua de Benjamin Franklin y una relación de objetos relacionados con él. La segunda parte ofrece una colección de exposiciones interactivas de ciencia y teconología, que van desde un enorme corazón a la secuencia de un rayo. En esta sala veremos también el Teatro del Descubrimiento y el Planetario Fels.

La tercera sala contiene el Centro de Futuro Mandell, que cuenta con ocho exposiciones futuristas sobre el espacio, la tierra, los ordenadores, la química y la salud. Alberga también un teatro Imax. Por último tenemos el Parque Científico de CoreStates. Se trata de un jardín lleno de estructuras de juego de alta tecnología.

El Instituto abre todos los días de 09.30 a 17.00 horas. El Teatro Imax abre los miércoles, viernes y sábado desde las 09.00 horas. Los precios varían según las distintas atracciones que se quieran ver.

- Museo de Arte de Filadelfia

Este museo, abierto en 1870, alberga una colección permanente de más de 250.000 obras de arte, uno de los mejores de los Estados Unidos. Alberga pinturas, esculturas y muebles de época. Ya el edificio en sí es precioso, de estilo greco-romano, situado en una colina a las afueras del Benjamin Franklin Parkway. Tiene dos plantas, con una cafetería y un restaurante.

El Museo de Arte abre de martes a domingo, de 10.00 a 17.00 horas, y hasta las 20.45 los viernes. La entrada es de 14 dólares para los adultos, 10 dólares para los niños entre 13 y 18 años. Los domingos la entrada es por donación.

- Fundación Barnes

Esta fundación se halla en la mansión de Albert Barnes, y alberga una de las mejores colecciones de pintura impresionista francesa de todo el mundo. Albert Barnes fue un acaudalado empresario de la industria farmacéutica, que construyó la fundación en 1922. Obras de Matisse, Cezanne, Renoir y Picasso cuelgan de sus paredes. Además cuenta con muebles, cerámicas y joyas de todo el mundo.

La Fundación Barnes abre los viernes, sábado y domingos de 09.30 a 17.00 horas. En julio y agosto abre los miércoles, jueves y viernes. Para cualquier visita hay que reservar la entrada con antelación. La entrada tiene un precio de 12 dólares, y las audio guías cuestan 7 dólares.

- Franklin Court

Se trata de la casa de Benjamin Franklin, situada en el Parque Histórico Nacional de la Independencia, entre las calles tres y cuatro. Hoy en día la casa ya no existe, pero sí el resto del patio, cubierto con una estructura de acero que ofrece un novedoso y fascinante homenaje a Franklin. Impresor, editor, inventor, diplomático, escritor, estadista, fundador de la Universidad de Pennsylvania y mucho más.

En Franklin Court veremos un museo subterráneo lleno de pinturas, objetos e inventos relacionados con Benjamin Franklin. Franklin Court abre todos los días de 09.00 a 17.00 horas.

- Zoológico de Filadelfia

Este Zoológico, inaugurado en 1874, fue el primero en abrirse en Estados Unidos, y es uno de los mejores del mundo. Muestra más de 1.600 animales raros y exóticos, como la reserva de primates Peco, reptiles y anfibios. Tendréis la oportunidad de contemplarlo a través de una excursión en globo.

Abre todos los días de 09.30 a 17.00, de marzo a noviembre, y de 09.30 a 16.00 de noviembre a febrero. La entrada cuesta 18 dólares para los adultos y 15 dólares para los niños entre dos y once años.

GASTRONOMÍA EN FILADELFIA

Si paseáis por Filadelfia a buen seguro que os pararéis en algún puesto ambulante a comprar sus pretzels, galletas saladas en forma de lazo, que llevan algo de mostaza. Para comer, acercaros hasta Chinatown Italian Market, además del centro, sobre todo en el mercado Reading Terminal Market. La mayoría de los turistas acuden a los restaurantes de South Street.

Probar los bocadillos de filete de ternera con queso fundido, llamados Cheez Whiz. Los que están calientes son cheesesteak, y los hoagie no.

OCIO EN FILADELFIA

Aunque Filadelfia es más bien conocida por ser una de las ciudades más históricas del país, también tiene una muy buena vida nocturna. Bares de música en vivo, bares de la universidad, discotecas y bares de deporte son sólo algunos de los establecimientos que se pueden encontrar en la ciudad.

La Ciudad Vieja tiene muchos bares populares, como la Taberna Belga Eulogy, que cuenta con alrededor de más de 300 cervezas en botella y veinte de barril. Cerca de Eulogy tenéis Lucy’s Hat Shop, lleno de estudiantes universitarios. Northern Liberties es otra de las zonas de Filadelfia con muy buenos bares, como por ejemplo Khyber, una sala de dos plantas.

EXCURSIONES DESDE FILADELFIA

Cuarenta kilómetros al norte de Filadelfia tenemos la ciudad de Doylestown, diríamos que mucho más histórica que la propia Filadelfia, con más de mil edificios que datan de 1851 a 1910. Podemos ir también a Dutch Country, lugar de veraneo de más de cinco millones de americanos. Otra escapada sería a Gettysburg, lugar donde Abraham Lincoln pronunció su discurso más histórico.

CÓMO LLEGAR A FILADELFIA

La mejor manera de llegar a Filadelfia es a través de su Aeropuerto Internacional, situado a once kilómetros de la ciudad. Hay un servicio de alta velocidad ferroviaria, los SEPTA, que une el aeropuerto con el centro de la ciudad. El precio del billete es de siete dólares. Salen cada media hora, entre las 06.00 y la medianoche, y el trayecto dura unos veinte minutos.

SEPTA también conecta con la Greyhound Bus Terminal y Amtrak en la 30th Street Station. También conectan el aeropuerto con la ciudad los autobuses 37 y 108. Los taxis cobran una tarifa de 28,50 dólares.

TRANSPORTES EN FILADELFIA

La ciudad de Filadelfia está muy buen surtida por transporte público, sobre todo con los SEPTA. Hay un sistema de metro, pero no opera en el centro de la ciudad, y sólo es útil para llegar a los extremos de Filadelfia. Los autobuses más fiables son los de la compañía PHLASH, que incluye 33 paradas, y funcionan todos los días de 10.00 hasta la medianoche durante el verano, y hasta las 18.00 horas en invierno.

Para el resto de la ciudad y los suburbios, utilizar los autobuses SEPTA, que cubren 110 rutas. El más útil para los turistas es el Ben Franklin, el número 76, que se extiende entre el zoológico y Penn’s Landing. También hay trenes de cercanías SEPTA que os llevarán a los suburbios. Los taxis son abundantes en el centro de la ciudad, pero escasos en otros lugares, sobre todo de noche.

Los glaciares del Perú serán pintados de blanco para protegerlos

En Perú se encuentra una de las reservas de glaciares tropicales más grandes del mundo, en concreto un 77% de ellos se encuentran allí.

Pero en los últimos años, esta maravilla natural se ha ido perdiendo debido al calentamiento global que los derrite. Por ello, una iniciativa plantea la posibilidad de pintar las laderas de las grandes montañas de blanco, ya que así se repele en parte la acción de los rayos solares, y por tanto se detiene el proceso.

De otra forma en una década habrán desaparecido todos los glaciares que se encuentren por debajo de los 5.500 metros de altitud.

La ONG Glaciares del Perú plantea entonces esta insólita solución, que frenará el deshielo, y para lo cual se ha convocado a la ayuda las comunidades campesinas situadas al pie del nevado.

Los fondos para las obras parten del premio que recibió la propuesta en el certamen “100 ideas para salvar el planeta”.

El primer monte en pintarse será el Razuhuillca, para luego continuar con otros. El objetivo: pintar toda la Cordillera.

Vía: El Mundo

13 noviembre 2009

La escultura de Brigitte Bardot en Búzios (Brasil)

No cualquier estrella de cine puede jactarse de contar con una escultura que la represente, que lleve su nombre, que se encuentre en un espacio público y que sea uno de los puntos más fotografiados de un destino. Pues Brigitte Bardot puede hacerlo ya que en Búzios, Brasil, se la homenajea de esa manera.

Esto se debe a que esta ciudad, que nació como un pequeño pueblo pesquero, agradece a la hermosa actriz francesa el hecho de que ella la hiciera famosa y la posicionara como un destino turístico.

Las iglesias de madera de Chiloé, en Chile

Las islas de Chiloé, en Chile, un archipiélago al sur del país, poseen un marcado estilo propio que la diferencia del país en sus ciudades, sobre todo, por la mezcla de tradiciones indígenas y la existencia de una población prehispánica. Las ciudades de la isla, poseen una arquitectura propia. Un ejemplo de ello, son las casas sobre pilotes o palafitos y sobre todo, las iglesias, templos de madera declaradas como patrimonio de la humanidad.

Las iglesias de Chiloé datan del siglo XVIII y el XIX, y siendo templos en madera, es sorprendente que sobrevivan a pesar del paso del tiempo. Aunque el estilo constructivo proviene de los inmigrantes llegados desde Baviera, especialmente los sacerdotes que llegaban a la isla, lo cierto es que en Chiloé adquieren un estilo propio.

Construidas enteramente en maderas, y hasta algunas de ellas sin utilizar clavos, las iglesias de Chiloé poseen en su mayoría una planta rectangular con techos a dos aguas y arcos en sus fachadas, además de una torre campanario. La mano de obra autóctona (los chilotes) aportaron sus conocimientos constructivos, especialmente de la construcción de navíos. La tradición constructiva se mantuvo a lo largo de siglos, generando una tradición que se ganó el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad.

Existían unas 150 iglesias de madera repartidas por el archipiélago, de las cuales no todas han sobrevivido. Sin embargo, muchas de ellas en pie, son hoy algunas de las construcciones en madera más antiguas del planeta. Las mejor preservadas se encuentran en ciudades como Quinchao, Castro, Puqueldón, Chonchi, Dalcahue, o Quemchi. La isla, posee además un paisaje por demás pintoresco, un destino turístico que no hace mucho, fue reconocido como uno de los lugares más recomendados para visitar del planeta.

Buenos Aires volverá a tener su Noche de los Museos

Como en tantas otras capitales del mundo, la de Argentina se prepara una vez más para tener una velada a puro arte y cultura, en lo que será una nueva edición de su Noche de los Museos.

Será el próximo sábado desde la hora 20 y hasta las 2 de la madrugada, razón por la cual estás a tiempo de buscar vuelos baratos a Buenos Aires y disfrutar un fin de semana cultural.

En esta oportunidad, participan 150 museos, una veintena más que el año anterior. Asimismo, habrá una multiplicidad de actividades gratuitas que incluyen exposiciones, visitas guiadas, cine, danza, teatro, música en vivo, entre otras.

Por primera vez esta Noche de los Museos porteña compartirá la fecha y actividades con Río de Janeiro, y además habrá aportes de museos madrileños y de otras provincias argentinas como Catamarca y San Luis.

Otra novedad es que la cultura de los barrios porteños estará más presente, puesto que participarán los de Villa Luro, Flores, Colegiales y Coghlan.

11 noviembre 2009

El mejor destino del mundo: Los Fiordos Noruegos

No me cabe la menor duda de que un viaje a los fiordos noruegos debe ser una experiencia alucinante, aunque todavía no haya podido comprobarlo por mí misma. Quien sí ha catalogado este lugar como el mejor destino del mundo ha sido la revista National Geographic Traveler, seleccionándolo entre un total de 113 lugares.

No es la primera vez que es este destino el elegido por la National Geographic, ya que en 2004 también encabezaba la lista. Pero en 2009 ha alcanzado una puntuación aún más alta que aquella vez (llegando a los 85 puntos).

Para realizar la elección, se ha tenido en cuenta la opinión de 437 expertos en viajes en lo referente a varios aspectos diferentes: sus cualidades medioambientales y ecológicas, la integridad sociocultural, las condiciones de los edificios históricos y lugares arqueológicos, el atractivo estético, la calidad de la gestión del turismo y las posibilidades de futuro de cada zona.

Misiones, la decadencia de la provincia de la tierra roja

Hasta hace algunas décadas la provincia de Misiones era un vasto terreno, muy extenso, en donde los bosques descansaba sobre la tierra rojiza de esa parte del país. Pero esta historia hoy se anticipa como algo añeja al ver como el paisaje se está deteriorando día a día.

La acción del hombre ha provocado grandes pérdidas en la riqueza natural de esta hermosa provincia que siempre ha cautivado al turismo por sus bosques nativos y el llamativo color del suelo, de un color terracota fuerte.

Pero la realidad azota a Misiones: unas dos hectáreas de selva misionera se pierden por hora. Si bien hay organismos defensores del medio ambiente que dan batalla para frenar la deforestación -la Fundación Vida Silvestre es una de ellas- los esfuerzos parecen en vano.

En noviembre de 2007 fue sancionada la Ley de Protección de los Bosques Nativos, que frenaba durante un año la tala en todo el país para que las provincias pudieran realizar un ordenamiento territorial. Así es como había que señalizar con diferentes colores las zonas que no se podían alterar: en rojo las zonas intangibles, en amarillo las que podrían ser aprovechadas en forma sustentable y en verde los que pueden destinarse a cualquier aprovechamiento. Pero esas señales no se instauraron en Misiones y así fue como el problema se agudizó. Hoy muchas zonas de gran valor biológico están en peligro y quedan en pie apenas 1.400.000 hectáreas de bosques y selva, es decir un 50 por ciento del total.

Dadas las circunstancias, hay algunos proyectos que buscan proteger estas áreas para evitar la creciente desforestación. Ejemplo de este rumbo es la localidad de Andresito, al norte de la provincia, donde se ha comenzado a reforestar con árboles nativos las franjas que bordean al arroyo con la idea de conservar la calidad del agua. Por otro lado, el gobernador de la provincia planea lanzar programas para promover la restauración del bosque nativo.

Más allá de estas propuestas, la provincia está en peligro pues aún se podrían talar unas 150 mil hectáreas de selva, herencia de la naturaleza que hace a la identidad y al atractivo de esta provincia situada en la frontera con Paraguay y Brasil.

Maletas que se convierten en sofá

Si has tenido que pasar varias horas en un aeropuerto debido a cancelaciones o retrasos en un vuelo, habrás tomado tu equipaje como asiento/almohada/cama. Pero si ves la foto de estas maletas de diseño, de seguro hubieses preferido contar con ellas en tales circunstancias.

Se trata de un diseño del holandés Erik De Nijs, llamado SuitedCase, y se trata de un conjunto de cuatro maletas que unidas forman un cómodo sofá. Su objetivo es darles a los viajeros un toque de “hogar” mientras se trasladan por el mundo.

Como dice el propio De Nijs, “el concepto viene de una búsqueda de nostalgia durante los viajes. Cuando un objeto familiar de tu casa viaja contigo, te sientes mucho más a gusto. Y qué objeto es más familiar que el propio sofá”.

El diseñador describe su producto diciendo que “las telas utilizadas ayudan a crear esa sensación hogareña. Busqué una combinación que se amplifiquen unas a otras y que generen una imagen prominente”. Aquí puedes ver más fotografías de las maletas.

Con un equipaje tan confortable, puedes buscar tus viajes baratos y aventurarte por el mundo sin problemas, sintiéndote como en casa en cualquier sitio.

Vía: Neatorama

06 noviembre 2009

Viaje: Travesia al volcan Payun Matru de Mendoza

Las montañas de Mendoza son el gran foco de atracción de la provincia. Y no nos engañemos…también las bodegas. Pero si se trata de vivir un poco de aventura sólo hay que mirar el mapa de esta provincia para descubrir un gran número de recorridos que invitan a mover el cuerpo para que la adrenalina suba.

Uno de los grandes recorridos se inicia en la Reserva Provincial La Payunia, una zona rica en volcanes inactivos que es uno de los grandes orgullos de Mendoza. Declarada reserva en el año 1982, esta región está situada al sur de la provincia y ocupa unas 450 mil hectáreas. Los colores tierra dominan el paisaje aunque lo que más sorprende son los 700 conos volcánicos que ofrecen un espectáculo sin precedentes. Lava endurecida y viejas rocas calcinadas dan cuenta de la intensa actividad que en algún momento hubo en estos volcanes.

De todos los picos que se pueden observar, el que más llama la atención es el volcán Payún Matrú, con sus 3.715 metros de altura. Esta montaña se ha ganado el protagonismo, no sólo por sus dimensiones sino porque es posible escalarla, realizando una excursión que, os anticipo, os dejará exhaustos.

El paseo tomará entre uno y dos días, dependiendo de la agilidad del escalador, y combina el senderismo con el alpinismo. También hay una sección que se realiza en camionetas 4×4. La excursión comienza temprano en la mañana partiendo desde so de que queramos pasar allí la noche. Se inicia bien temprano en el pueblo cercano de Malargüe, situada a unos 180 km al sudeste de la reserva, cuando una camioneta 4×4 nos lleva por la ruta nacional 40 hasta el Circuito Turístico de los Volcanes. Entonces el terreno se vuelve más árido, cubierto de pequeñas piedras oscuras.

El paisaje vuelve a cambiar al llegar a Pampas Negras, una zona de cráteres, y luego el recorrido sigue unos 33 km por un camino hasta llegar a La Zanja, el campamento base. Entonces hay que atarse los cordones pues comienza el trekking.

Luego de caminar durante una hora y media entre las rocas se llega a un espejo de agua para tomar unas fotografías en un mirador conocido como Pico nariz de Marín. Luego hay que seguir hasta que finalmente se llega a la cima del Payún Matrú, donde se puede ver una caldera de 9 km de diámetro en cuyo interior descansa una laguna.

Los turistas pueden entonces recorrer el lugar, entrar a las cavernas del volcán o ver una fisura volcánica que aún permanece abierta. También tienen la opción de dormir allí para disfrutar de una noche única en la cima de un volcán.

Peru: Cusco Coffee Company, un Starbucks made in Perú

En Perú es muy común encontrar, en sus ciudades más importantes, grandes cadenas de comida tales como Pizza Hut, Kentucky Fried Chicken (KFC), Dunkin Donuts y Starbucks, entre otras. Así, inspirada en esta última, puede verse en Arequipa una versión local llamada Cusco Coffee Compañy.

Allí, los amantes del café se sorprenderán al principio dado que tanto el logo como el aspecto de los locales y lo que allí ofrecen es similar a la cadena norteamericana.

Una buena opción para descansar y disfrutar de un buen café peruano y todas sus variantes. Porque sí, aquí se ofrecen tantas variantes como pueden encontrarse en la cadena internacional, con presentaciones similares y variedad de tartas, galletas y demás alimentos para acompañar el café.

Un espacio que ofrece la posibilidad de beber el café elegido en sillones, mesas corrientes y otras más altas.

¿Mi recomendación? Un café helado o frapuccino que se ofrece en distintas variedades… puede ser de chocolate, de vainilla o con chips de chocolate, entre otras opciones.

Lamentablemente no existe una página web de este sitio pero no será difícil encontrarlo dado que uno de sus locales se encuentra ubicado a una cuadra de la Plaza de Armas, un paseo obligado de quienes visitan Arequipa. Y, sino, por supuesto que siempre se llega más seguro preguntando a la gente del lugar.

Visita virtualmente la Estatua de la Libertad

Desde el pasado mes de julio es posible volver a subir a la corona de la Estatua de la Libertad, el emblema de Nueva York, que había sido clausurada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Pero si todavía no has tenido la posibilidad de visitar esta atracción que convoca a tantos turistas, puedes al menos realizar una visita virtual en este sitio.

Asimismo, en este sitio podrás encontrar vídeos aéreos, entrevistas, mapas y planos de acceso, y otros datos interesantes.

Si tienes la posibilidad de visitar la estatua en persona, recuerda reservar tu entrada con anticipación, pues sólo se permite el ingreso de grupos de visitantes muy reducidos, y por tanto no es sencillo ser uno de ellos.

03 noviembre 2009

Alcatraz cumple 75 años y lo festeja

Con mucha historia detrás pero, también, envuelta en un halo de misterio, mitos y leyendas, la famosa Prisión de Alcatraz sigue atrayendo a miles y miles de viajeros que llegan hasta la isla para saber un poco más de este sitio que cumple 75 años y ha decidido festejar con una exposición.

De esta manera, la ex prisión federal que ahora forma parte del Parque Nacional Golden Gate tiene a disposición de los viajeros, y con motivo de su aniversario, una muestra de objetos, fotografías e incluso, de pósters de las películas que se inspiraron en ella (Fuga de Alcatraz y La Roca).

Así, esta muestra recorre la historia de la isla desde su descubrimiento, por parte del español Juan Manuel de Ayala en 1775, su período como enclave militar y, por supuesto, todo lo sucedido desde la inauguración de la cárcel en 1934 hasta su cierre definitivo en 1963.

Buenos Aires Bus, tour por la Capital Federal

Están en la mayor parte de las ciudades más importantes del mundo y Buenos Aires no es la excepción. Porque son muchos los turistas extranjeros que desean conocer la Capital Federal

a bordo de un bus turístico especialmente diseñado para tal fin.

Estos recorridos son de gran interés para algunos viajeros, en especial cuando se trata de personas con dificultades a la hora de moverse que desean conocer los grandes puntos de la ciudad en forma cómoda y amena. En ese, sentido los buses turísticos de Buenos Aires cumplen con la consigna al pie de la letra pues se trata de un servicio que comenzó a funcionar puntualmente el último 23 de abril de 2009 y desde entonces circulan cada día por los lugares más destacados de la ciudad entre las 9 de la mañana y las cinco y treinta horas de la tarde.

Cada media hora parte un vehículo desde la esquina de la calle Florida, la peatonal más importante de la ciudad, en su intersección con la Avenida Roque Sáenz Peña, en el corazón del microcentro porteño. El recorrido es un paseo agradable realizado junto a un guía especializado en turismo porteño que habla español, inglés, portugués y francés. Los 50 pasajeros que forman parte del tour también reciben información impresa sobre la diversas atracciones que se visitan.

Estos modernos autobuses de dos pisos y sin techo en el piso superior parten cada media hora desde el lugar pactado y realizan un recorrido de dos horas y 45 minutos. Los pasajeros pueden bajar en cada una de las paradas y los boletos se compran en el mismo bus o en los Centros de Información Turística del gobierno de la ciudad. Hay boletos para uno o dos días y tarifas promociónales para familias mientras que las personas discapacitadas y los niños menores de cuatro años viajan gratis.

El Itinerario

0. Salida: Florida y Roque Sáenz Peña (Diagonal Norte)
1. Plaza de Mayo: Rivadavia y San Martín
2. Congreso. Plaza Congreso: Montevideo y Rivadavia
3. Monserrat: Defensa y Av. Belgrano 4. San Telmo: Av. Paseo Colón y Av. Independencia
5. La Boca: Caminito y Del Valle Iberlucea
6. Reserva Ecológica. Fuente de las Nereidas: Av. Tristán Achával Rodríguez 1600 7. Puerto Madero: Macacha Güemes y A. M. de Justo
8. Plaza San Martín: Av. Del Libertador y San Martín
9. Palermo. Rosedal: Av. Libertador y Av. Sarmiento
10. Plaza Italia: Sarmiento 2601
11. Recoleta:Av. Alvear y Ortíz
12. Plaza Lavalle: Viamonte y Libertad

¡Que viva LasVegas!

¿Cómo visitar Las Vegas, la ciudad de los mil rostros? Cada metrópoli ofrece sus sorpresas y misterios, pero la mayor parte de las veces estos pueden rastrearse, contarse y fijarse. En Las Vegas (Estado de Nevada, casi dos millones de habitantes) esto es casi imposible. La ciudad arrancada al desierto de Mojave, que se localiza en una zona rodeada de montañas con un terreno completamente árido con viento polvoriento y suelo rocoso cambia cada día, es la viva representación -por momentos delirante- de un rasgo central de la cultura norteamericana: las posibilidades ilimitadas de la vida, la energía, la movilidad.

Casi 90 años atrás, era un pequeño pueblo que había conseguido agua potable del río Colorado hasta que en 1931, con la legalización del juego, inició su fama que se afianzó con la construcción de varios grandes hoteles en 1941. Lo demás fue una escalada hacia la gigantografía, las inversiones monumentales, la puesta en escena glamorosa de lo que algunos consideran pecados y otros, placeres: el juego, la bebida, las mujeres, la vida nocturna. Las Vegas es una ciudad en la que tres millones de personas se alojan al mes en sus hoteles, el doble que en Nueva York; Las Vegas tiene 1.700 salas de juego, decenas de shows de primer nivel (aquí cantaban en forma permanente Elvis Presley y Frank Sinatra), es una ciudad febril donde la mayoría de sus habitantes vino de otro lado, un lugar visitado por 35 millones de personas cada año de las cuales el 85 por ciento -según una encuesta- apostó a algo y gastó un promedio de 532 dólares en las mesas de juego, un sitio en el que se organiza el principal torneo de póquer del mundo (el año pasado participaron 58.720 jugadores de 124 países y se repartieron 180 millones de dólares).

En el Gran Cañón

Con esos antecedentes y una escenografía urbana por momentos delirante, Las Vegas se recicla permanentemente e intenta ofrecer a sus visitantes otros atractivos que excedan los juegos de azar con una doble apuesta de más restaurantes de primer nivel, más paseos, más shows espectaculares, más aventuras, más placeres que se alimentan de todos los sentidos que los humanos puedan imaginar.

Se puede citar, por caso, un paseo en helicóptero al Gran Cañón del Colorado, considerado una de las maravillas naturales del mundo. Hay otras variantes para llegar al que es considerado como uno de los lugares más bellos de la tierra, pero el vuelo en alguno de los 15 helicópteros de la empresa Papillon y los 16 aviones de Grand Canyon Airlines marca la diferencia y ofrece la suntuosa posibilidad de volar en el medio de la escarpada garganta de colores indescriptibles del Gran Cañón creado por el río Colorado, cuyo cauce socavó el terreno durante millones de años. Aunque está situado en el estado de Arizona, ya es un paseo clásico de los turistas que visitan Las Vegas.

De ese turismo aventura alejado de las mesas de póquer participa otro de los recorridos que promocionan las autoridades de la ciudad: el Tour a Eldorado Canyon con los curiosos Pink Jeep Tour. Esta es una travesía por los alrededores de la ciudad en lujosos vehículos todo terreno. O sea, una visita al impiadoso desierto pero visto desde la modernidad: vehículos modernísimos tapizados en cuero, con reproductores de DVD, grandes ventanas con vidrios polarizados y carrocerías aisladas que no sólo posibilitan un paseo más silencioso, sino que mantienen una agradable temperatura ajena a las inclemencias extremas.

La ciudad hirviente

Estas propuestas alternativas corren paralelas al perfil que siempre ha caracterizado a Las Vegas como la ciudad hirviente, la ciudad que no duerme, que cambia y crece cada día de manera abismal, la representación viva de un mundo azaroso, efímero y a la vez eterno en la medida en que siempre existirán apostadores en esta tierra, un mundo que esquilma la lucidez de un croupier en unas pocas horas y el aguante de un apostador en menos, un mundo vertiginoso en el que las luces, los autos lujosos y los decorados duran más que las personas, casi todas obsesionadas por un sueño: ganarle al caprichoso azar.

Entre cientos de estas atracciones que la han hecho famosa, solamente la cita de algunas demuestra que, en este terreno, Las Vegas es incombustible. Visitas obligadas pueden ser una cena en cualquiera de los restaurantes de los imponentes y lujosos hoteles Wynn y Encore: Alex,Bartolotta Ristorante di Mare, Daniel Boulud Brasserie, SW Steakhouse, Botero, cuyos celebrados chefs extranjeros incluyen a Alessandro Stratta, Daniel Boulud, David Walzog, Rene Lenger, Masa Ishizawa, Philippe Rispoli, Richard Chen, Paul Bartolotta, Mark LoRusso, Stephen Kalt y Hisham Johari. O en el Aureole, en el Mandalay Bay Hotel, que posee una impresionante lista de vinos respaldada por un inventario de más de 55.000 botellas, muchas de las cuales se muestran en una torre de vinos de cuatro pisos a la que escalan acróbatas y gimnastas con la ayuda de unos cables para buscar cada botella conservada cuidadosamente en un medio ambiente de temperatura controlada. Para darse una idea: la botella más cara de la colección en Aureole es una Petrus de 1900 de 42.000 dólares.

Otros imperdibles son los hoteles y sus casinos. El MGM Grand que simula una ciudad en miniatura con más de cinco mil habitaciones; el Bellagio con su famoso espectáculo de las fuentes que se puede ver en el filme "La gran estafa"; el Caesars Palace, uno de los más clásicos y antiguos de la ciudad que refleja el alma de Las Vegas con su diseño romano, sin excesos, o con ellos, pero más solemne; el Wynn Las Vegas que abrió sus puertas en 2005, con campos de golf profesionales y miles de habitaciones tras su frente dorado que reluce con el último sol del atardecer; el Mandalay Bay Hotel, con su enorme y exótica pirámide que alberga centenares de cuartos; el The Mirage, que tiene un Jardín Secreto con tigres blancos reales, leones blancos, panteras negras, tigres dorados y un leopardo de las nieves y un festival con delfines.

Tampoco el viajero puede perderse una visita al centro comercial de Fremont Street, el lugar elegido por los turistas por sus más de sesenta restaurantes, diez casinos, bares y los intrépidos vendedores ambulantes. Todas las noches, un gran espectáculo de luz y
sonido se apodera de aproximadamente cinco manzanas. Ahí están concentradas, en el Down Town, las luces y la esencia de Las Vegas. Hay un espectáculo de luz y sonido en su bóveda techada de cinco cuadras que comienza a las 20.30 y tiene lugar cada hora entre las 21 y las 24 Es una de las principales atracciones que se puede disfrutar con toda la familia.

El espectáculo interminable

Si pocas ciudades en el mundo concentran una diversidad de razas semejante, esa variedad también se da en la cantidad de espectáculos simultáneos anunciados en marquesinas que hasta un miope vería con nitidez.

Entre tantos, uno de los más exitosos es The Lion King show (Mandalay Bay Hotel), idéntico a los demás que se presentan en todo el mundo con una puesta en escena con la misma música, escenografía y vestuario que lo han convertido en un fenómeno mundial. Otro show imperdible es Le R&eciric;ve ("El Sueño" en francés), en el Wynn Theater de Wynn Las Vegas. Le Reve tiene como escenario una piscina con capacidad para un millón de litros de agua, que es la escenografía para los más de 70 artistas que se mueven, entran y salen mientras los espectadores pueden optar por un paquete VIP que incluye, además del espectáculo, servicio de champán, fresas cubiertas de chocolate, monitores de video privados.

La lista de las presentaciones (y artistas) sería interminable, como las orquestaciones de piedra, pavimento, vidrio y luces que definen de manera inconfundible el perfil de la ciudad: Cher, Barbra Streisand, Bette Midler, Barry Manilow, José Feliciano, David Copperfield, Cirque du Soleil, los magos más famosos, decenas de espectáculos para adultos como los que enseñan a las espectadoras a aprender pasos de baile del strip-tease o dibujan el erotismo de las Sin City Bad Girls.

Y está, finalmente, el espectáculo humano. Los rostros y gestos encendidos en las inmensas salas de juego contrastan con los miles de turistas que circulan en bermudas por el principal boulevard de Las Vegas con la mirada azorada frente a esa –por momentos delirante– mezcla de estilos.

Columnas, esculturas inverosímiles, grabados, millones de luces, autos en movimiento y carteles con toda la oferta que uno se pueda imaginar conviven allí, en ese gran escenario plantado artificialmente en medio del desierto. Por momentos, se tiene la impresión de que Las Vegas siempre es igual y siempre es cambiante como las dunas que empuja el desierto de Mojave que está ahí, al lado de la ciudad hirviente.

30 octubre 2009

Viajes: Miami un destino Go Go

Muchos de nuestros lectores no habían nacido, pero en los años 60 del pasado siglo XX, Miami era ya un destino turístico de primer nivel internacional. Allí se respiraban los nuevos aires, se lanzaban las tendencias más atrevidas para la época y la ciudad mostraba un cambio de cara que la haría dejar atrás el mote de “el cementerio de elefantes“.

Es que durante las décadas anteriores, Miami habá sido el destino elegido por los mayores para retirarse al sol y pasar el resto de su vida en pequeños hoteles familiares, sentados en las terrazas que miraban a una avenida Collins con escaso movimiento.

El vídeo que hoy traemos, de la antigua compañía aérea National, vende más el destino bajo su renovada figura que sus propios servicios. En él se hace hincapié en la “moderna” arquitectura que iba desplazando a aquellas edificaciones simples y pueblerinas.

Podemos reconocer fácilmente el perfil del Hotel Fontainebleu Hiltone, que sufriera desde entonces contínuas modificaciones para adaptarlo a la constante competencia hotelera de Miami Beach. Sin embargo, su línea curva sigue hoy siendo uno de los iconos de la Reina de Florida.

Turismo virtual con Google Earth

Quien no ha explorado alguna vez el mundo desde Google Earth. El programa que permite espiar el planeta a vista de satélite, brinda posibilidades que que exceden la idea primitiva de mirar el techo de nuestra casa como. Google Earth, nos permite realizar verdaderos hallazgo, o explorar lugares que nunca hemos visitado, pero que podemos entender mejor gracias a la precisión del programa.

Desde “visitar” ciudades, y conocer sitios que no imaginamos como son, más allá de las imágenes de postal, hasta encontrar curiosas formaciones naturales, o hechas por el hombre, que tan bien se ven desde el cielo. Algunos usuarios explotan la máximo las posibilidades de hacer turismo en el programa, utilizando el buscador para encontrar un punto exacto en el mapa, pero también, para encontrar itinerarios armados por usuarios, o explorar las imágenes subidas a Panoramio y geolocalizadas.

Incluso, en Google Earth, comienzan a aparecer lugares o hasta sitios de interés que no se encuentran en un mapa o en una guía. Para cualquier búsqueda, debemos activar la barra lateral (existe un botón para activar / ocultar la barra), y entonces, podremos orientar lo que necesitamos, ingresando simplemente un código postal, o hasta las coordenadas exactas de un punto del planeta.

Para un tour temático, son muchas las ciudades, regiones y países que utilizan Google Earth para promocionarse. Un ejemplo es el sitio oficial de la Oficina de Turismo de Egipto, que creó un recorrido a vista de pájaro por el país publicando un paseo virtual en Google Earth. La excursión incluye desde los sitios de interés patrimonial de Egipto, algunos con vistas 3D, y sitios de interés con descripciones y enlaces relacionados. Incluso, algunos eventos tienen montado su itinerario en Google Earth, como el Tour de France, con sus distintas etapas. Son los propios usuarios los que señalizan los recorridos.

Por si fuera poco, Google combina el servicio de vistas de calles con imágenes a 360º de distintos puntos del mundo. Para encontrarlas mientras navegamos, sólo tenemos que activar la capa “Vistas de Calle” en el panel de Uso de Capa. Un modo virtual de sentir que estamos ahí, aunque todavía no nos hemos alejado del ordenador de casa.

Por si nos faltan ideas, podemos consultar listados con las vistas más extrañas de Google Earth, una colección de figuras gigantes, o construcciones y señales gigantes hechas por el hombre, y que parecieran pensadas para Google Earth.

Viajes: Nuevo sitio web de la Unesco sobre la Ruta del Cacao

Las rutas que siguen el recorrido de la producción, distribución, historia, cultura y tradición de una bebida o alimento son ideales para los viajeros, pues permiten de una sola vez aprehender mucho de la idiosincrasia de un pueblo – sin dejar de lado las interesantes degustaciones.

Por ello, la Oficina Regional de la Unesco para América Latina y el Caribe presentó un nuevo sitio web que brinda información sobre la Ruta del Cacao en Latinoamérica: tengamos en cuenta la importancia del cultivo para las economías regionales, y lo estrechamente ligado que está a la historia y la cultura de los pueblos latinos.

La iniciativa se denomina “La ruta del cacao en América Latina y el Caribe: Diversidad cultural hacia un desarrollo endógeno”. Herman van Hooff, director de la Oficina señaló que “el principal objetivo de esta propuesta es contribuir a un conocimiento integral sobre este cultivo y sus prácticas ancestrales. El concepto ruta cultural permite establecer vínculos entre comunidades”, teniendo en cuenta la presencia del cultivo en 17 países de la región.

Vía: mensajero web

27 octubre 2009

El mejor destino extranjero elegido en el Reino Unido son las Cataratas del Iguazú

El prestigioso periódico británico The Guardian realizó una encuesta entre sus lectores, que fue respondida por 19.000 personas, para indagar en cuál es a criterio de la mayoría el mejor destino turístico en el extranjero.

Las Cataratas del Iguazú resulto el merecedor del Premio Viaje, como destino vacacional preferido.

Estos espectaculares saltos de agua se ubican en las inmediaciones de la Triple Forntera entre Argentina, Brasil y Paraguay, y son uno de los principales motores de la economía regional.

Jeanine Pires, presidenta de Embratur – Ente Brasileño de Turismo – la distinción de los lectores de The Guardian “demuestra que Foz de Iguazú esta consolidada como destino brasileño en el extranjero y además es el segundo destino más visitado por turistas extranjeros que vienen al Brazil buscando el ocio”.

Por este motivo, los esfuerzos futuros se centrarán en potenciar la ruta Río De Janeiro – Foz de Iguazú, como el itinerario preferido del turismo internacional.

Vía: Expreso

Las bodas en Las Vegas, un clásico de película

¿Quién no ha visto una película donde uno de los protagonistas propone “casarse en Las Vegas“? Pues todos nosotros, y aunque no seamos estadounidenses, sabemos bien que casarse en esta ciudad del desierto del Mojave es bien fácil. Se lo debemos al cine y a la televisión y aunque no nos gusten mucho los casinos sabemos que si vamos a Estados Unidos no podemos irnos sin poner un pie en esta ciudad que vive de fiesta las 24 horas del día.

Grande fue mi sorpresa cuando recibí hace unos años una carta con una foto de mi amiga Li que se había ido a a vivir a Sugar Land, en Texas: ¡se había casado y lo había hecho en Las Vegas! Increíble, pero real, así que allí estaba ella delante de una capilla de plástico muy feliz. Pero bien, que sí, que las bodas en esta ciudad son muy fáciles y su fama, por lo menos al comienzo, se debió a las permisivas leyes de casamiento del estado de Nevada que además de rápidos casamientos permiten rápidos divorcios.

Eso ya no es tan así pero la fama sigue y por eso abundan las capillas blancas, algo plásticas para mi gusto, en el medio de bares, restaurantes y enormes casinos. Creo que Las Vegas no es el sitio más romántico del mundo para comprometerte de por vida con alguien, pero como últimamente el matrimonio es para muchos algo que puede desarmarse en breve… ¿qué mejor lugar que una ciudad artificial para sellarlo?

Las Vegas es la capital de las bodas en Estados Unidos y es común que todos los hoteles y casinos tengan una capilla para que sus huéspedes, enamorados, entusiasmados o borrachos, pasen por el altar antes de dejar la ciudad. Lo hizo Britney Spears… Pero lo mejor es que hay capillas para todos los gustos, desde capillas blancas rodeadas de jardines de rosas, pasando por pastores disfrazados de Elvis Presley hasta capillas que reproducen el puente de mando de la Enterprise de Viaje a las Estrellas.

La fecha mas popular de bodas aquí es el 14 de febrero, Día de San Valentín, así que suele haber mucha cola a la puerta de las capillas. Otro día busy es la noche de Año Nuevo. Y bien, que si quieres casarte en Las Vegas, en este sitio web hay mucha información sobre fechas, capillas, trámites legales, vestidos de novia rápidos y mucho más.


Viajes: Castillos de piedra

No hay dudas acerca de que la imagen emblemática de La Rioja es el cañón de Talampaya. En este impactante Parque Nacional, donde el tiempo dejó su huella y la erosión un legado de figuras que parecen talladas a mano, se alberga un tesoro de notable belleza. Las opciones contemplan desde descubrirlo a pie o en mountain bike hasta disfrutarlo bajo un cielo azul profundo o el resplandor de la luna llena. Son nuevas y originales maneras de conocer los vestigios de un remoto mundo perdido.

Declarado en 2000 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Talampaya forma parte de la Cuenca Triásica de Ischigualasto, una vasta región desértica donde afloran antiguos sedimentos instalados por la erosión en los comienzos de la era mesozoica. Es decir, hace 250 millones de años.

Recorrer esta árida geografía es toda una aventura y lo mejor es quedarse al menos tres días para conocerla en profundidad.

En contacto directo

Por un lado, hay tres circuitos tradicionales que insumen un día completo. Todas las excursiones en Talampaya se realizan con guías y acompañados por guardaparques. Recorrer el parque en bicicleta es una experiencia que permite ver y sentir de otra manera lo que se vive en contacto directo con el paisaje. Es ideal para los amantes del turismo aventura, aunque no es excluyente, ya que la actividad es de bajo impacto físico.

El circuito más corto se inicia al pie del Gran Cañón, una muralla de arena colorada de 130 m, y dura una hora y media. Por el cauce seco del río Talampaya se llega a un cañadón con petroglifos. Es el testimonio de las culturas ciénaga y diaguita, desarrolladas entre los siglos III y X. Guanacos, ñandúes y pumas fueron trazados sobre la piedra. Un tramo más allá, están los morteros de piedra.

El recorrido alcanza el Jardín Botánico, un bosque de algarrobos, chañares y molles que parecen haber sido puestos expresamente para ocultar La Chimenea, una hendidura cilíndrica vertical tallada por la erosión del viento y la lluvia sobre una pared del inmenso murallón.

El segundo circuito, de dos horas y media, se adentra en el cañadón hasta las formaciones Los Reyes Magos, La Catedral y El Monje.

Las caminatas conducen hasta lugares menos transitados. Surcando la orilla opuesta del río, la Quebrada de Don Eduardo es uno de los puntos más atractivos. De dos a tres horas de duración, el paseo comienza en la bifurcación Huayquería, al costado izquierdo del Gran Cañón. Es la puerta de entrada a este mundo fantástico, con miradores esculpidos en las paredes de arcilla. Al caminar por sus subidas y bajadas se descubre un paisaje bien diferente de las clásicas vistas de Talampaya.

La espectacularidad de la reserva también se aprecia de noche. Cuando el aire fresco del desierto reemplaza el calor diurno, comienzan las caminatas nocturnas. Cinco veces al mes la luna se convierte en un redondo disco de plata y derrama su resplandor blanquecino sobre los murallones rojizos.

La excursión dura casi tres horas, desde el parador Wayra Wuasy del acceso principal. El primer tramo, en vehículo, llega hasta el centro del cañón, donde se realiza una caminata de media hora. Después se continúa otro tramo breve en vehículo hasta La Catedral, con agujas de más de 100 m de altura, donde se permanece media hora.

El cañón Arco Iris, bastante diferente de los demás, es otra de las nuevas opciones de esta maravillosa Talampaya.

En este desfiladero se alzan enormes formaciones ocres, rojas, verdes y blancas. Las formaciones geológicas de la sierra de Paganzo señalan perfectamente cómo se fue formando la Tierra. Se ven cuevas, pasadizos y enormes rocas que penden en el aire y parecen a punto de caer.

Por el río seco

La Ciudad Perdida es el circuito más extenso del parque. La recorrida dura 4 horas y comienza en camioneta avanzando por el lecho seco del río Gualo. Luego se realiza una caminata sorteando dunas pobladas por guanacos hasta llegar a un mirador natural.

Allí, una depresión de 3 km con formaciones en su interior parece una ciudad fantasma. Se recorren laberintos diseñados por el agua. Entre los tesoros escondidos en la Ciudad Perdida está Mogote Negro, una pirámide casi perfecta con angostos pasadizos, ventanas de cuadratura geométrica y un gran anfiteatro natural de 80 metros de profundidad excavado por la erosión.

En épocas de lluvia, los poderosos cursos de agua aparecen y desaparecen en cuestión de segundos, tallando el extraño laberinto de la Ciudad Perdida.

23 octubre 2009

Turismo aventura: Desafío Ruta 40 en la Argentina

Argentina, como otros países de Latinoamérica, celebrará durante el año 2010 su bicentenario como Nación. Entre los eventos programados, ayer se realizó la presentación de una competición aventura que recorrerá una de las vías más emblemáticas del país: la Ruta 40.

La aventura en la Ruta 40 tendrá una duración de 14 días y será complementaria con el Rally Dakar que se celebrará en territorio de Argentina y Chile. El Desafío Ruta 40 atravesará el territorio del oeste argentino de norte a sur, por una serie de paisajes que se encuentran entre los más espectaculares del sur del mundo: desde el Altiplano, y la Quebrada de Humahuaca, hasta la región de Cuyo y la mítica Patagonia. El recorrido une muchos de los principales Parques Nacionales, sumando unas 20 áreas protegidas del país.

El Desafío Ruta 40 está organizado por la Secretaría del Turismo y el Automóvil Club Argentino y se realizará entre el 9 y 22 de abril de 2010. La competencia será abierta tanto para participantes profesionales como amateur en categorías que van desde vehículos 4×4, cautos, motos y cuatriciclos.

En cuanto a la mítica Ruta 40, tiene una extensión de nada menos que 5.224 kilómetros en tramos de asfalto y ripio alternados atravesando 11 provincias. El recorrido es sin dudas impresionante, atravesando una variedad de climas y paisajes que van desde las zonas vírgenes de la Patagonia, los glaciares del sur, valles, llanuras y salares en el norte, siempre con el marco de la cordillera de Los Andes y con la sensación casi constante, de sentirnos en el medio de la nada.

Viajes: Bloody Bay (Islas Caimán), el mejor buceo del Caribe

Ya vimos cuál era el mejor lugar para practicar submarinismo en Indonesia, y hoy vamos a viajar al Caribe para descubrir cuáles son las aguas que fascinan a medio mundo. En las Islas Caimán se encuentra Bloody Bay, la mejor zona de buceo de todo el Caribe, probablemente de todo el mundo. La experiencia de bucear entre peces ángel, barracudas, rayas y un sinfin de especies de peces tropicales en aguas cistalinas acoraladas merece esa fama.

Gran Caimán, Caimán Brac y Pequeño Caimán, constituyen un excepcional lugar de vacaciones especialmente apreciado por los amantes de los deportes acuáticos. Pero si en general todas las Islas Caimán son una especie de Meca del buceo, hay que destacar la zona marítima de Pequeño Caimán, conocida con el nombre de Bloody Bay, uno de los principales centros de este deporte ya que las condiciones del agua son insuperables.

Argentina turismo: Los colores del valle

Al sudoeste de la provincia de Río Negro, justo en el límite con Chubut, la ciudad de El Bolsón, con casi 18.000 habitantes, está inmersa en un valle muy verde de la Cordillera de los Andes, que en primavera estalla de flores coloridas y arroyos por los que descienden las nieves del invierno.

Con el cerro Piltriquitrón ("El Piltri") como vigía -que invita a un bellísimo trekking hasta un refugio cerca de la cima-, un clásico de El Bolsón es la Feria Regional, en la que los martes, jueves y sábados, artesanos, productores y artistas llegan hasta el centro del pueblo para exponer y comercializar sus productos.

Pero este año la localidad sumó nuevas propuestas, como el Bosque Temático Belenus, que invita a descubrir hadas, duendes y otros seres misteriosos a través de esculturas de Ernesto Bertedor y Mariana Ortíz. Se ubica a 10 km del centro, en el circuito de Mallín Ahogado. Otra nueva opción son los paseos en carruajes de campo estilo wagonette, tirados por una yunta de caballos. Recorren chacras en producción, emulando uno de los transportes más populares de principios del siglo pasado, cuando se transportaban alimentos, mercaderías, correspondencia y pasajeros. Equipados con sistema de audio, los carruajes permiten disfrutar del paisaje escuchando un relato con anécdotas y referencias históricas. Entre los recorridos están el City Tour Productivo y la visita a la Chacra del Camino Viejo, que desanda el camino de los nogales e incluye visitas a un lupular y una chacra, disfrutando de una merienda de campo con dulces regionales.

La Comarca

Con una importante oferta de servicios, El Bolsón es puerta de entrada a la Comarca Andina del Paralelo 42°, integrada también por las localidades de Lago Puelo, El Manso, El Maitén, Cholila, El Hoyo y Epuyen. Una comunidad agrícola-ganadera con poblados estrechamente ligados tanto en lo económico como en la vida social y cultural. Además de impactantes paisajes, la zona permite conocer de cerca la principal actividad económica, que es la fabricación de dulces, cerveza y artesanías, y los cultivos orgánicos.

El camino entre El Bolsón y El Hoyo, por ejemplo, serpentea durante 18 km entre laderas de montañas, comenzando por el Piltriquitrón y terminando en el Pirque. El recorrido ofrece cabañas, restaurantes, chacras productivas, alojamientos agroturísticos y casas de té, y permite recorrer la ruta Golondrinas, por paisajes impactantes.

Cómo llegar. De Bs. As., 1.693 km. Bus de Retiro, dde. $ 245 a Bariloche y $ 23 más a El Bolsón.

Alojamiento. Para 2 personas, cabañas, de $ 160 a $ 230; hosterías, de $ 80 a $ 120; hoteles 2 estrellas, de $ 180 a $ 220.

Informes. Tel. (02944) 492-604 / www.elbolson.gov.ar

21 octubre 2009

Las Cataratas del Niagara, al anochecer

Hay lugares del planeta que todo hombre debería visitar una vez en la vida, antes de dejar el mundo para siempre. Son sitios tan impresionantes, románticos o especiales que provocan en toodo aquelo que los visita un cursioso hormigueo al plantarse delante de ese lugar que tantas veces a visto en fotos o en televisión. Times Square, las pirámides, la muralla china…producen un deja vu al situarse frente a ellas dificil de describir.

Lo mismo ocurre con las Cataratas de Niagara. Ubicadas en el río del mismo nombre, las cataratas forman un grupo de tres cascadas que en cada lado son llamadas de diferente manera. ‘Cataratas canadienses’, dicen en Ontario, ‘Lupas Americanas’ (Nueva York) o ‘Cataratas Velo de Novia’, en la parte oriental de la frontera entre Canadá y Estados Unidos…

No, no importa la confusión a la hora de nombrarlas, porque todos sabemos la espectacularidad y magnificencia del monumento natural al que nos referimos. Las raíces históricas de las cataratas del Niágara se encuentran en la glaciación, cuando un enorme glaciar avanzó sobre el área oriental de Canadá erosionando rocas y suelo, removiéndolos y profundizando algunos canales de ríos hasta convertirlos en las actuales cataratas.

El turista puede disfrutar de unas magníficas vistas tanto desde el lado estadounidense como del lado canadiense. Mientras que en el lado estadounidense, la Cueva de los Vientos conduce a los excursionistas a un punto debajo de la caída de agua Velo de Novia, en el lado canadiense el Parque Reina Victoria posee plataformas que ofrecen una espectacular vista a las cataratas estadounidenses y canadienses.

En este lado, próximo a la ciudad de Toronto, encontrarás más tiendas, restaurantes y locales pensados para el turista que en la otra cara de las cataratas. Entrar en ese “turislandia” que se asemeja a la ciudad de Las Vegas pero en formato reducido puede asustar un poco a los que gusten de viajar por libre y odien el clásico tour turístico de “paramos 5 minutos en la tienda de souvenirs”. Para los que prefieran contratar un pack que les traslade al lugar y que incluya un paseo en barco por las cataratas e incluso la comida del día, nada mejor que una agencia de viajes. Depende de gustos.

Aunque si tienes la posibilidad, nosotros te recomendamos que te acerques a verlas de noche, cuando el misterio y la penunbra refuerzan la sensación de magnificencia que trasmite el lugar. La empresa Niagara River Recreational Trail ofrece un tour que va desde el fuerte Erie hasta el fuerte George (alrededor de 32 kilómetros), incluyendo varios sitios históricos de la guerra anglo-estadounidense de 1812. Una visita diferente a la que está acostumbrado a hacer el clásico turista.

Jamaica presenta su sitio web en español

Quienes deseen visitar el verdadero paraíso terrenal que es Jamaica, ahora podrán organizar toda su travesía en la comodidad de sus propios ordenadores y con información de primera mano, ya que la Oficina de Turismo de este país caribeño lanzó su sitio web en español.

Así, es realmente fácil conocer en pocos minutos las ofertas turísticas que tiene Jamaica para ofrecernos, ya sea en materia de alojamiento, excursiones, playas o gastronomía.

Mención aparte merecen las fotografías, que tratándose de un rincón tan privilegiado del planeta, por supuesto que son paisajes que quitan la respiración.

Tampoco faltan consejos para el turista, como “Visitjamaica.com es una excelente fuente de información para documentarse y preparar un futuro viaje a la isla. Estamos muy satisfechos de haber podido lanzar la web en castellano, que es un extracto de la versión original en inglés, antes que otras versiones para los demás mercados europeos. Esto subraya el creciente interés que suscita nuestro mercado dentro del sector turístico jamaicano. En estos momentos estamos también trabajando en la versión portuguesa, que lanzaremos próximamente”, sostuvo Marc Meister, director del Jamaica Tourist Board para España y Portugal.

Así que no esperes más y sumérgete en esta página, que tus vacaciones de ensueño te están esperando.

Vía: Expreso

Bolivia: El espíritu de la Chiquitanía

Las melodías del Barroco y el Renacimiento fluyen afinadas desde el escenario hacia las butacas, en la Casa de la Cultura de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia. Los acordes de las 25 voces del coro Paz y Bien se enriquecen cuando se acoplan diez violines, cuatro cellos y un contrabajo. No puede ser mejor la presentación del Festival de Temporada de Música Americana, que se celebra todos los años entre agosto y septiembre. El ensamble de jóvenes y adolescentes de San Ignacio de Velasco honra así -sin artificios- su pasado de misión jesuítica, aunque no reniega del más lejano origen chiquitano.

Más de 200 km al nordeste de esta ciudad, el avance de la colonización se cruzó con trece naciones originarias y desarrolló una estrategia que priorizaba la creatividad, bien diferente del modelo que alentaba el sometimiento a sangre y fuego. La deslumbrante arquitectura de los templos levantados entre 1691 y 1760 fue acompañada por talleres de música y escuelas de tallado en madera, oro y plata.

Esa herencia, decididamente enfocada en la expresión artística, se refleja hoy en la proliferación de compositores, musicólogos, instrumentistas, luthieres y maestros talladores. Un amplio bagaje de espíritus dedicados a crear.

Punto de partida

En San Javier, primera escala de la Ruta de los Jesuitas -que diez aldeas conforman desde aquí hasta Santo Corazón-, las calles de piedra avanzan empinadas entre gallineros y cercos de caña, hasta converger en la Piedra de los Apóstoles, una colina que amontona rocas bajo el sol demasiado caliente. En el centro de este escenario natural, diez mamas (las señoras mayores de las comunidades indígenas) dan la bienvenida a la Fiesta Grande de la Chiquitanía, un acontecimiento que convoca anualmente a fines de agosto a todo el pueblo y era anunciado desde hacía rato por el golpeteo de tamboritas, colgadas de los esmirriados cuerpos de cuatro ancianos.

"Ahora vamos a bailar", invitan aquellas mujeres de rostros brillantes y oscuros, a las que aquí se debe el mayor de los respetos. A unos pasos, el cacique mayor Francisco, líder del Cabildo Chiquitano, aprueba a mano alzada. Turistas y periodistas aportan sus pasos arrítmicos al yaritús, la danza nativa que la etnia pipoca bailaba desde mucho antes de la llegada de los jesuitas, para rogar una buena cosecha al dios avestruz. El ritual pagano nunca dejó de celebrarse, aunque los lugareños tuvieron que adecuarse a sus visitantes inesperados: San Pedro y San Pablo pasaron a ser los destinatarios de sus mayores plegarias.

Las voces y colores de la Bolivia profunda afloran sin la menor señal del paso del tiempo en 44 comunidades desperdigadas como un collar sin engarzar alrededor de San Javier. Asoman al costado de la ruta 4, en precarios puestitos donde las niñas vocean refrescos, yuca frita, arroz con leche, chicha (jugo de maíz o maní), somó (chicha con semilla), pan marraqueta y chipilo (plátano frito y salado), sin disimular su timidez.

El casco urbano de San Javier es un modesto caserío de tejados a dos aguas, a la sombra de la monumental obra de arte pergeñada por el religioso, músico y arquitecto suizo Martin Schmid en el siglo XVII: el diseño de la iglesia remite a un chalé centroeuropeo, cargado de ornamentación barroca en cedro tallado, tirantes del techo de tejas de cuchi (quebracho colorado), paredes de barro, pila bautismal de bronce y campanario sostenido por troncos del árbol momoqui. Una vistosa joya, replicada apenas con detalles diferentes, a 60 km de San Javier: en Concepción se devela uno de los misterios que la cultura chiquitana ocultó durante tres siglos. Fue otro helvético inquieto, el arquitecto Hans Roth, quien en 1972 se animó a indagar el contenido de unos cofres polvorientos, olvidados en dependencias de las iglesias jesuíticas, que el abandono parecía consumir a fuego lento.

La tarea de restauración de los templos le llevó 27 años, hasta su muerte en 1999. A lo largo de esa gesta llena de contratiempos, Roth descubrió unas cajas de cuero y extrajo los papeles ajados de 3.052 partituras, libros de bautismos, defunciones y matrimonios (el más antiguo está fechado en 1738) y consignó en su diario: "Gran parte están deterioradas, sucias, gastadas y quemadas en las orillas, falta gran parte de las tapas y los cuadernillos son meras hojas sueltas". A partir de la apertura de la Sala de Restauración y la recuperación del material, el panorama que desanimó a Roth fue cambiando, en un minucioso proceso hoja por hoja, todavía inconcluso.

Del silencio a los ruidos molestos

El techo a dos aguas de la Catedral de Concepción dibuja una gigantesca "v" invertida frente a la plaza de Concepción. Sólo las figuras esbeltas de cuatro palmeras -que indican los puntos cardinales- y la cruz central parecen desafiar la opulencia de la obra cumbre. Repentinamente, la atmósfera silenciosa de la Chiquitanía sucumbe ante el paso alocado de las mototaxis.

Sin embargo, no parece haber motor capaz de interrumpir el sueño profundo en el hotel Chiquitos. En lo mejor de ese momento sublime -alrededor de las 4 de la madrugada-, dos golondrinas inoportunas deciden anidar debajo del tejado. Raspan el cielorraso de cañas sin ningún miramiento, se ganan una serie de maldiciones y el descanso se hace trizas, hasta que el canto de un gallo piadoso ordena levantarse.

Unos minutos más tarde, la Chiquitanía y su gente vuelven a prodigar su característica hospitalidad. Osvaldo Parada Achával, el dueño del hotel, se ríe a carcajada limpia del desplante de los pájaros e invita un delicioso paseo por el parque, teñido de los fucsias de algunas de las 627 variedades de orquídea que cultiva.

En las afueras del pueblo, las sesenta familias de la comunidad Guayaba se esmeran por ofrecer el auténtico desayuno chiquitano. Sacudidas por el ritmo de la Banda Guayabera, las mujeres sirven sus masas en una enorme hoja de plátano. Desfilan panes de arroz, masacos (plátano con charque), yuca y roscas de maíz, mientras las tejedoras en liencillo trabajan a la vista y el maestro tallador Sebastián Supayabe le saca lustre a un ángel en madera.

Noticias del mes (revisa por meses)